Artículo de Pérez Guirao sobre experiencias de recuperación de la memoria histórica, como la Casa de la Memoria, en El Salto

Francisco Javier Pérez Guirao, en una visita guiada a una fosa común, en una imagen que ilustra su artículo en El Salto.
Francisco Javier Pérez Guirao, en una visita guiada a una fosa común, en una imagen que ilustra su artículo en El Salto.

“La movilización social puede vincularse con la educación formal y tejer lazos de conexión entre las reivindicaciones memorialistas y la enseñanza de la historia reciente. Las experiencias de trabajo desde el movimiento social por la recuperación de la memoria histórica en Cádiz muestran las posibilidades del conocimiento situado, de cara a que el alumnado movilice su empatía, su atención y motivación, y se conviertan en testigos y agentes de su propio aprendizaje”. Así comienza el artículo del antropólogo Francisco Javier Pérez Guirao publicado el 9 de septiembre de 2020 en El Salto con el título de “De puertas para afuera: la escuela que se abre a la memoria“. En este artículo, que forma parte del blog “Memorias comunes”, Pérez Guirao, que es autor del libro Las emociones de la memoria, pone como ejemplos de experiencias de “ruptura con formas convencionales de enseñanza reglada” en el ámbito memorialístico la labor “del profesorado en la provincia de Cádiz con el proyecto del Aula Itinerante de Memoria Histórica y Democrática “Carlos Perales” de la Diputación, las visitas a las fosas comunes de la represión en Puerto Real y San Fernando, a la Casa de la Memoria en Jimena de la Frontera, a las ruinas del poblado de La Sauceda y su cementerio rehabilitado, donde reposan los restos de 28 cuerpos exhumados en 2012, exposiciones como El ADN de la Memoria o conferencias de supervivientes de La Desbandá. Actividades que asociaciones como la Asociación por la Recuperación de la Memoria Democrática, Social y Política de San Fernando (AMEDE), el Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar y Asociación de Familiares de Represaliados por el Franquismo en La Sauceda y el Marrufo (AFRESAMA) llevan años implementando”.

Compártelo